Top

Heal the Bay Blog

Tag: Heal the Bay en Español

Esta es una historia en desarrollo y les mantendremos actualizados a medida que vayamos teniendo más información. 

¿Cuándo sucedió el vertido?

El vertido de aguas residuales comenzó el 11 de Julio de 2021 a las 7 pm y paró sobre las 5 am del 12 de Julio de 2021. La Oficina de Saneamiento de la ciudad de LA nos dijo que el vertido había parado sobre las 5 am y que todas las aguas residuales ya están siendo tratadas normalmente.

¿Cómo fue de grande?

Al parecer 17 millones de galones de aguas residuales sin tratar se vertieron a través del desagüe de 1 milla, que se encuentra situado directamente enfrente de la planta de tratamiento de aguas Hyperion en El Segundo.

¿Qué playas han sido afectadas?

Ahora mismo Dockweiler State Beach y El Segundo Beach están cerradas al público. La Ciudad de Los Angeles y el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Angeles están haciendo pruebas en las playas y el agua de la bahía de Santa Monica. Se puede encontrar más información en la página web del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Angeles.

¿Qué puede hacer el público para protegerse?

Recomendamos al público que se mantenga fuera del agua en la Bahía de Santa Monica hasta nuevo aviso. Además, consulte el boletín de calificaciones de las playas para conocer las últimas alertas sobre la calidad del agua del océano en California, y el boletín de calificaciones de río para obtener información sobre la calidad del agua dulce en las pozas del condado de Los Ángeles.

¿Qué problemas causa esto a las personas y a la fauna marina?

Las bacterias y los virus de las aguas residuales no tratadas son extremadamente peligrosas para la gente y traen consigo una variedad de enfermedades. Restos como tampones o basura plástica, cuando quedan sueltos en la bahía, pueden albergar bacterias y pueden enredar a la fauna, aunque parece ser que en este caso ese tipo de restos quedaron filtrados antes de llegar a la bahía.

¿Por qué ha sucedido esto?

Tenemos conocimiento de que la toma de entrada a la planta Hyperion de El Segundo estaba obstruida de forma severa, lo que causó una inundación en las instalaciones. Las aguas residuales salieron de la instalación sin tratar a través de la tubería de 1 milla y el desagüe.

¿Cuál es el origen y cómo podemos hacer que se hagan responsables del vertido? 

Lo que ha pasado es responsabilidad de la Ciudad de Los Angeles y su Oficina de Saneamiento. La ciudad normalmente hace un buen trabajo conteniendo y tratando cientos de millones de galones de aguas residuales cada día – pero cuando se produce un vertido la Ciudad debe actuar deprisa para avisar al público, y debe descubrir y arreglar la causa para prevenir más vertidos.

¿Cómo se pueden prevenir los vertidos de aguas residuales? 

Las mejores medidas preventivas son un buen mantenimiento del sistema y un uso debido de los inodoros por parte del público (no tirando en ellos basura como plásticos).

¿Cada cuanto tiempo suceden estos vertidos de aguas residuales? 

El último vertido de importancia de aguas residuales en el condado de Los Angeles sucedió en 2015. Sin embargo, los vertidos pequeños no son algo especial. Entre 2020 y 2021, 75 vertidos mandaron un total de 346,888 galones a ríos, lagos y arroyos del condado de Los Angeles. Un vertido de 222,542 galones en febrero de 2021 mantuvo todas las playas de Long Beach cerradas; esta es un área monitoreada por el boletín de calificaciones de las playas de Heal the Bay. Un total de 39,621 galones de aguas residuales se vertieron en el río de Los Angeles, y 140 galones en el arroyo de Las Virgenes; ambas vías de agua dulce monitoreadas por el boletín de calificaciones de río de Heal the Bay.

Para más información sobre vertidos de aguas residuales, visite la página web del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Angeles.

Read in English



Resumen ejecutivo

Las playas de California tuvieron una excelente calidad de agua durante los meses de verano del 2020. De más de 500 playas en todo el estado, el 93% obtuvieron buenas calificaciones (A y B). Las precipitaciones del año pasado estuvieron drásticamente por debajo del promedio, lo que generalmente conlleva a una mejor calidad del agua debido a las cantidades reducidas de contaminantes que fluyen hacia el océano. Sin embargo, las calificaciones durante la temporada de lluvias fueron peores al promedio en este año, probablemente debido al hecho de que la mayoría de los datos durante la temporada de lluvias se recopilaron cuando se registraron las primeras lluvias (que son las más importantes) las cuales llevan más contaminación.

• La desembocadura del río Tijuana y la playa que se encuentra a menos de una milla al norte se encuentran en nuestra lista de las Peores Playas. Estas playas se ven afectadas por las aguas residuales que fluyen desde el río Tijuana y de la Planta de Tratamiento Punta Bandera. Las aguas residuales tienen su origen en la infraestructura del alcantarillado deteriorado e insuficiente en la ciudad de Tijuana.

• El condado de San Mateo continúa luchando con la calidad del agua, ya que tres playas en el área de Foster City se encuentran en la lista de las Peores Playas: Erckenbrack Park, Gull Park y Marlin Park. Erckenbrack Park apareció en la lista de las peores playas el año pasado junto con otras cinco playas del condado de San Mateo. Cuatro de esas peores playas del 2019 no fueron monitoreados en absoluto en 2020. Esto es alarmante ya que este tramo de costa ha experimentado altos niveles de contaminación fecal y es muy popular entre los bañistas que ahora no tienen información sobre la potencial contaminación.

• Capitola Beach en el Condado de Santa Cruz es la playa número tres en la lista de este año. El arroyo de Soquel Creek desemboca en el océano cerca de esta playa, descargando bacterias contaminantes de toda la cuenca. Esta playa ha sido un fastidio desde que se lanzó el Boletín de Calificaciones de Playas.

• La unica Peor Playa del condado de Los Ángeles es la palaya Mother’s Beach en Marina Del Rey, que no es ajena a la lista de las playas más contaminadas del estado. Esta playa está encerrada y experimenta poca acción de las olas, por lo que la contaminación bacteriana no se elimina facilmente.

• Clam Beach en el condado de Humboldt ha recibido el estatus de la Peor Playa en siete de los últimos 11 años. La calidad del agua en esta playa del norte de California se ve afectada negativamente por la escorrentía agrícola que fluye hacia el océano a través de los arroyos de Patrick Creek y Strawberry Creek.

• El Candlestick Point de San Francisco en Windsurfer Circle regresa a la lista después de una pausa de siete años. Candlestick Point se encuentra en la Bahía de San Francisco, y aunque no es un área encerrada, es probable que no experimente tanta circulación de agua como una playa de mar abierto.

• East Beach en Santa Bárbara está haciendo su primera aparición en la lista de las Peores Playas. La contaminación bacteriana del área de Santa Bárbara fluye en el océano hacia la playa de East Beach a través del arroyo de Mission Creek.

Las playas de Oregon no fueron monitoreadas con la frecuencia suficiente para recibir una calificación este verano, y no se monitorearon sus playas durante los meses de invierno. Solo cuatro condados de Oregon recibieron calificaciones durante la temporada de lluvias, que fueron mediocres y muy por debajo del promedio en temporada lluviosa del estado de 82% que recibieron calificaciones de A y B.

Las calificaciones durante la temporada seca de verano en el estado deWashington fueron excelentes y el 96% de las playas recibieron calificaciones de A y B. Las calificaciones en temporada lluviosa fueron excepcionales y por encima del promedio, con un 91% que recibieron calificaciones de A y B. Las playas del estado de Washington no fueron monitoreadas durante los meses de invierno, por lo que no se pudieron calcular las calificaciones durante la temporada seca de invierno.

El verano 2020 fue el primer año en que las playas de Tijuana, México se incluyeron en el Boletín de Calificaciones de Playas. Las playas de El Faro y El Vigía recibieron una B para las calificaciones durante la temporada seca de verano, mientras que Playas Blanca recibió una D. Las calificaciones durante la temporada seca de invierno mostraron un patrón similar donde El Faro y El Vigía recibieron una D, y Playas Blanca recibió una F. Las tres playas recibieron F para la temporada lluviosa. Este tramo de costa recibe a millones de visitantes cada año y se ve muy afectado por la contaminación de las aguas residuales durante todo el año, incluso durante la temporada seca. La fuente principal de contaminación es la planta de tratamiento Punta Bandera ubicada al sur de Tijuana, que regularmente libera aguas residuales no tratadas o parcialmente tratadas al océano.

El Boletín de Calificaciones de Playas se enfoca en la calidad del agua de las playas océanicas. Sin embargo, monitorear la calidad del agua en los sitios de agua dulce, como ríos, lagos y arroyos, y hacer que esa información esté disponible para el público también es importante para proteger la salud pública en sitios recreacionales. Heal the Bay creó el Boletín de Calificaciones de Ríos (River Report Card) para informar al público de la calidad del agua en nuestros ríos y arroyos. Heal the Bay recolecta muestras y analiza la calidad del agua en seis sitios recreacionales en el condado de Los Angeles, recopila datos de monitoreo de 22 stios adicionales del condado de Los Ángeles; y transforma los datos en grados codificados por colores de fácil comprensión. Antes de dirigirse a una área de recreación de agua dulce en el condado de Los Ángeles, consulte nuestro River Report Card en , que se actualiza regularmente durante los meses de verano.

Heal the Bay también patrocina el Proyecto de Ley 1066 de la Asamblea (Bloom) en California, que es el primer paso para garantizar que los sitios de recreación de agua dulce en el estado sean monitoreados para detectar contaminación fecal y que se informe a la comunidad.



Resumen ejecutivo

Heal the Bay desarrolló el Boletín de Calificaciones de Ríos (River Report Card) para brindar información de fácil manejo sobre la calidad del agua a las personas que visitan las áreas recreacionales de agua dulce en el condado de Los Ángeles. Debido a que no existe un requisito estatal para el monitoreo de la contaminación fecal en las áreas recreacionales, los datos de calidad de agua que están disponibles a menudo son inconsistentes y difíciles de interpretar para el público. El Boletín de Calificaciones de Ríos nos proporciona información sobre la calidad del agua con los colores verde, amarillo y rojo para ayudar a las personas a tomar decisiones sobre dónde y cuándo es seguro meterse en el agua. Para el 2020, proporcionamos información en línea sobre las calificaciones de verano de 28 sitios en el condado de Los Angeles.

• De los 28 sitios calificados en el 2020, el 70% de las calificaciones emitidas fueron de color verde, el 17% amarillo y el 13% rojo.

• Ocho sitios en el condado de L.A. donde se puede nadar, no excedieron los límites bacterianos, de la cual obtuvimos calificaciones 100% ecológicas. Uno de estos sitios está ubicado en el canal principal del río de L.A., que es el primero para el Boletín de Calificaciones de Ríos.

• Nueve sitios recreacionales llegaron a nuestra lista de los Peores Sitios de agua dulce, lo que significa que experimentaron una mayor contaminación fecal durante el verano del 2020. La mayoría de estos lugares están ubicados en entornos urbanos.

• Tujunga Wash en Hansen Dam sigue teniendo problemas con la calidad del agua, lo que le valió el primer lugar en la lista de los Peores Sitios de agua dulce por tercer año consecutivo.

• El río San Gabriel por debajo de la convergencia de las bifurcaciones norte y oeste, fue lamentablemente la primera falta que tiene esta cuenca en el Boletín de Calificaciones del Ríos.

• Switzer Falls también hizo una aparición sorpresa en la lista de los Peores Sitios de agua dulce, llegando así, a la posición número nueve. Este sitio donde se puede nadar está ubicado en las montañas y ha tenido un historial de buena calidad de agua.

• El área del lago Balboa en la parte alta de la cuenca del río L.A. tuvo otro año decepcionante en términos de calidad de agua. La rampa para botes de Lake Balboa, la salida de Lake Balboa y el arroyo de Bull Creek entraron en nuestra lista de los Peores Sitios de agua dulce.

• Hermit Falls no fue monitoreado por LASAN (LA Saneamiento y Medio Ambiente) en el verano del 2020, pero se agregó el arroyo de Big Tujunga Creek en el sector de Vogel Flats como un lugar de monitoreo.

• Las ubicaciones de las zonas de recreación del Río de L.A. (L.A. River Recreation Zone) fueron monitoreadas durante el verano a pesar de estar cerradas al público. Además, debido a las limitaciones relacionadas con la pandemia, Heal the Bay no pudo monitorear el río de L.A. a la altura de la calle Benedict St. (anteriormente llamado Frogspot), así como también los desagües pluviales en Elysian Valley.

• Las áreas con desarrollo urbano tendían a tener calificaciones más bajas que las áreas naturales, y la mayoría de los sitios en esta lista se encuentran en áreas de paisajes urbanos. Los sitios en la cuenca del río San Gabriel y la cuenca superior del río de L.A. se encuentran en áreas menos desarrolladas y están menos afectadas por la escorrentías urbanas.

Heal the Bay, lidera ahora el esfuerzo para lograr la protección de la salud a las personas que se recrean en agua dulce en el estado. Estamos emocionados de anunciar que el asambleísta Richard Bloom, en asociación con Heal the Bay, ha introducido una ley que comenzará a abordar la falta de monitoreo y estandarización de la calidad del agua en áreas recreacionales – Proyecto de Ley 1066 de la Asamblea (AB 1066). Esta pieza de legislación propone encomendar al Consejo de Monitoreo de la Calidad del Agua de California para que defina e identifique lo sitios de recreación de agua dulce en todo el estado, así como recomendaciones para un programa de monitoreo apropiado para estos sitios. Esto es un paso fundamental para lograr mayor protección a la salud de los visitantes de sitios recreacionales. Heal the Bay continuará apoyando la ley AB 1066 y planeamos proponer una legislación futura que requerirá monitoreo y advertencias públicas para las áreas recreacionales de agua dulce.

Además del Boletín de Calificaciones de Ríos, Heal the Bay está trabajando activamente para evitar que la contaminación ingrese a nuestras vías fluviales. En el 2020, Heal the Bay lanzó una campaña llamada “Take L.A. by Storm” para apoyar a los nuevos defensores del medio ambiente y su participación en el proceso de los permisos MS4 para responsabiizar a quienes descargan contaminantes. El sistema de permisos se creó para ayudar a regular la cantidad de contaminantes que los dueños de permisos estaban poniendo en el medio ambiente y poder garantizar que las descargas contaminantes disminuyan con el tiempo. Desafortunadamente, ha habido una falta de responsabilidad en el programa de permisos MS4, lo que ha permitido a los dueños de permisos retrasarse en el cronograma para reducir las descargas contaminantes.



Nuevas oportunidades de pesca en Pier J de la ciudad Long Beach: lo que debes saber sobre la pesca en la zona roja.

La pandemia ha traído muchos cambios a nuestras vidas y Pier J no es una excepción. Este hermoso lugar que tiene una vista espectacular de la marina de Long Beach ahora cuenta con una nueva infraestructura para disfrutar la pesca. Históricamente, “Pier J” no era un verdadero muelle, era solo una zona rocosa donde los pescadores debían tener una licencia para poder pescar.

En una visita reciente que realicé a este muelle, me sorprendió de los cambios que se han realizado en pier J durante la pandemia, haciéndolo aún más atractivo como lugar para visitar, pescar o simplemente disfrutar de su paisaje. Pier J ahora tiene dos muelles pequeños ubicados a lo largo de la zona rocosa. El primer muelle está justo debajo de la Terminal de cruceros y cuenta con bancos, baños, estacionamiento y un bebedero de agua para personas y mascotas. Moviéndose un poco más al sur se encuentra el segundo muelle que también cuenta con bancos, baños y estacionamiento, y que incluye facilidades para personas discapacitadas.

<
>

Photos by Frankie Orrala. May 7, 2021

Además, Pier J también tiene avisos informativos en toda el área para aprender sobre las complejas interacciones de los animales y plantas marinas en Queensway Bay (hogar del Queen Mary y el Acuario del Pacífico) y tiene tambien los letreros de los 5 peces que la gente no debe consumer, debido a los altos niveles de contaminación. Estos 5 peces capturados en pier J (corvineta blanca, cabrilla, corvineta negra, pejerrey y barracuda) se encuentran dentro de la zona roja y no deben consumirse debido a sus altos niveles de químicos tóxicos.

Estos químicos tóxicos se encuentran principalmente en la piel y en los tejidos grasos de los peces. Para reducir la exposición a estos químicos, se recomienda comer solo el filete de las especies “seguras para comer” que no estén en la lista de las más contaminadas.

Según los pescadores de este muelle, Pier J reabrió sus actividades pesqueras en febrero de este año. Pier J se encuentra cerca de la desembocadura del río Los Ángeles, lo que lo convierte también en un área de preocupación por la calidad del agua para quienes disfrutan de la pesca en este muelle. El Programa Educacional Pesquero de Heal the Bay reanudará sus actividades en junio, después de una larga pausa debido al COVID-19, y estamos emocionados de volver a educar a los pescadores de los muelle del sur de California sobre los efectos potenciales de comer peces contaminados y cómo mantenerse saludables.

El Programa Educacional Pesquero de Heal the Bay (AOP) es parte del Grupo Educacional sobre la Contaminación de Peces (FCEC, por sus siglas en inglés), un componente de educación y divulgación de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). La FCEC y AOP proporcionan información sobre qué peces se deben evitar y cuáles son seguros para el consumo. Durante los últimos 18 años, los miembros de nuestro equipo de AOP han hablado con miles de pescadores (a menudo en varios idiomas) sobre los riesgos de consumir peces contaminados, qué peces son seguros para el consumo y qué métodos de cocción son los más apropiados. También compartimos otra información relevante, incluídos mapas que muestran la zona roja, un área donde los desechos tóxicos como el DDT y los PCB, productos químicos que históricamente se encuentran en los pesticidas, se descargaron a través del sistema de alcantarillado y permanecen en el sedimento. Aunque el DDT y los PCB ya no se utilizan, sus impactos todavía pueden ser sentidos. El consumo de peces contaminado con DDT o PCB pueden provocar problemas de salud crónicos y deben evitarse el consumo de corvineta blanca, cabrilla, corvineta negra, pejerrey y barracuda.

Si desea más información, visite www.pvsfish.org 

View in English




Photo by Frankie Orrala (April 16, 2021)

Rainbow Harbor es un área con tres mini muelles ubicados al sur del centro de Long Beach, justo en la desembocadura del río Los Ángeles. Como muchos otros muelles locales, es un hermoso lugar para pasear, con lugares cercanos para comer y disfrutar de la pesca. Tiene una vista espectacular que se puede disfrutar todo el día. Rainbow Harbor tiene bancas a sus alrededores, una gran vista del parque y del histórico RMS Queen Mary. La pesca está permitida y no se necesita una licencia de pesca. En Rainbow Harbor, algunos de los peces más comunes son la mojarra, la macarela, el lenguado y la corvineta o roncador blanco.

En una visita reciente a Rainbow Harbor, pude disfrutar de un ambiente relajante del puerto y tuve la oportunidad de conversar con un grupo diverso de pescadores. Me sentí aliviado al saber que la mayoría de ellos se disponian a capturar mojarras o macarelas, por razones que discutiré a continuación. Sin embargo, me preocupé cuando supe que la mayoría de ellos no sabían que el río Los Ángeles, está muy contaminado y que se descarga cerca del muelle de pesca.

Desafortunadamente, Rainbow Harbor se encuentra dentro de la zona roja de la contaminación de peces, y el consumo de la corvineta blanca, cabrilla, corvineta negra, pejerrey y barracuda deben evitarse debido a los altos niveles de contaminantes como DDT, PCBS y mercurio en sus tejidos. La mayoría de estos contaminantes se originaron de las actividades de vertido ilegal de la planta química Montrose hace más de 30 años, lo que ha creado preocupaciones de salud para todos los pescadores oceánicos en el condado de Los Ángeles hasta el día de hoy. La proximidad de Rainbow Harbor a la desembocadura del río Los Ángeles significa para los pescadores tener aún más contaminación de que preocuparse. El río Los Ángeles descarga en el océano contaminantes como metales, toxinas y aguas residuales, cerca de donde estos pescadores capturan sus peces para su alimntación.

Esa contaminación no se origina en el río Los Ángeles; se origina en las calles, aceras, jardines y estacionamientos de nuestras comunidades dentro de toda la cuenca hidrográfica. Si vamos a proteger la salud de los pescadores y sus familias, debemos reconocer y abordar la contaminación en nuestras calles, río de Los Ángeles y del océano.

Nuestro Programa Educacional Pesquero, continuará educando a los pescadores de costa y muelle en los condados de Los Ángeles y Orange sobre los riesgos de consumir peces contaminado. El programa de divulgación en persona ha estado paralizado por ahora debido al COVID-19. Continuaremos también alentando a todos para aprender sobre la calidad del agua y preguntarse sobre los últimos resultados de calidad del agua en: www.healthebay.org/riverreportcard/

Read in English



Seal Beach Pier, ubicado en el condado de Orange, es uno de los muelles de madera más largos de California. Fue construido a principios del siglo pasado y ha sufrido daños provocados por tormentas y un incendio en 2016 que destruyó un restaurante ubicado al final del muelle. Afortunadamente, la mayor parte del muelle se salvó de las llamas.

Al igual que el resto de los muelles públicos de California, la pesca en Seal Beach Pier es gratuita. No se requiere una licencia de pesca, pero se deben seguir sus regulaciones con respecto al tamaño y especies de peces que se pueden capturar.

El muelle está abierto al público de 6 a.m. a 10 p.m. y cuenta con comodidades que incluyen áreas para limpiar pescados, botes de basura para los desechos y receptáculos para desechar hilos de pesca usados para evitar enredos con animales y problemas de contaminación en el océano. Los pescadores disfrutan del muelle individualmente o con amigos y familiares, trayendo su propia comida y sillas para disfrutar de la pesca y cerca de la playa. Durante los fines de semana, a menudo se puede observar a familias enteras disfrutando de un día de pesca.

En Seal Beach Pier es muy común pescar corbinas, mojarras, macarelas, pejerrey y lenguados. A veces es posible ver tiburones. También he observado cómo los pescadores trabajan en equipo y a veces comparten sus cebos cuando alguien va a pescar por primera vez. Los pescadores experimentados comparten fácilmente su cebo para que todos puedan tener un buen día de pesca. 

Seal Beach Pier se encuentra dentro de la zona roja, donde se debe evitar el consumo de corvineta blanca, cabrilla, corvineta negra, pejerrey y barracuda debido a sus altos niveles de toxinas como dicloro-difenil-tricloroetano (DDT) y bifenilos policlorados (PCB). Los letreros en el muelle señalan a estos cinco peces como contaminados.

Las personas que consumen regularmente peces capturados cerca de las áreas contaminadas enfrentan mayores riesgos para la salud debido a la exposición prolongada a sustancias químicas tóxicas como el DDT y los PCB.

Debido a COVID-19, el Programa Educacional Pesquero de Heal the Bay ha suspendido sus actividades educativas en este muelle. Pero una vez que las autoridades de salud lo permitan, regresaremos al muelle para educar a los Pescadores sobre el riesgo de consumir pescado contaminado que vienen del sitio Superfund cercano a la península de Palos Verdes. Manténte informado sobre nuestro Programa Educacional Pesquero consultando nuestras últimas publicaciones en el blog.


View in English



En 2021, vamos a abordar una de las grandes amenazas para nuestras aguas costeras y cuencas fluviales en Los Angeles y sus alrededores. Los siguientes tres objetivos representan las áreas clave del enfoque de este año:

Acción climática urgente

Qué estamos haciendo: Estamos pasando a la acción de forma urgente, por el clima y para empoderar a la gente, demandando cambios sistémicos, y defendiendo soluciones con múltiples beneficios que nos muevan a todos hacia un futuro más equitativo, sostenible y resiliente ante el cambio climático.

Cómo lo estamos haciendo: La crisis climática debe ser ralentizada, o las comunidades sufrirán más impactos negativos y habrá muchas pérdidas. A nivel nacional, necesitamos recobrar las políticas medioambientales rápidamente para recuperar la protección del océano, los ríos y las marismas, así como los recursos acuáticos ratificando la Ley de Agua Limpia. De forma local, apoyamos las soluciones basadas en la naturaleza para proteger las comunidades de la subida del mar, la erosión y las marejadas ciclónicas; abogar por la limpieza de los drenajes pluviales a través de espacios verdes con múltiples beneficios; y demandar una transición equitativa hacia las energías renovables. El Acuario de Heal the Bay trabaja directamente con nuestra comunidad, involucrando a los estudiantes y al público a través de la acción climática y las iniciativas educativas.

Proteger la salud pública con ciencia y divulgación

Qué estamos haciendo: Protegiendo la salud de la gente y el ecosistema a través de una educación  sobre las aguas contaminadas, los peces, y los sedimentos en nuestras playas, ríos y litoral, basada en la ciencia, la divulgación y la defensa.

Cómo lo estamos haciendo: El agua limpia y segura y los espacios verdes accesibles son fundamentales para la salud pública. Heal the Bay empuja a los líderes del gobierno a proteger a la gente en las áreas recreativas acuáticas de LA con nuevas leyes sobre la salud pública. Nuestras tarjetas-reporte de las playas, NowCast y las tarjetas-reporte del río están expandiéndose en alcance y rigor científico. Hacemos responsables a los contaminadores corporativos y las agencias públicas por el vertido de DDT en nuestra costa y concienciamos sobre la peligrosa contaminación en LA. El Acuario de Heal the Bay empodera estudiantes y familias usando tanto operaciones, como un curriculum educacional sobre las cuencas, usando narrativas acerca de la salud de las personas.

Prohibir el uso de plásticos de un solo uso de una vez por todas

Qué estamos haciendo: Eliminar la dañina polución plástica de nuestro océano y cuencas fluviales para defender la vitalidad de nuestras comunidades.

Cómo lo estamos haciendo: El legado tóxico de nuestra producción de plástico y desechos impacta nuestro día a día. Heal the Bay apoya el veto de productos desechables que dañan nuestros vecindarios y hábitats silvestres. Apoyamos la legislación para reducir y prohibir plásticos de usar y tirar en la ciudad de Los Angeles, el condado de Los Angeles, y California. Nuestro objetivo inmediato es pasar las ordenanzas locales para Dejar el Desperdicio en Los Angeles en 2021. A largo plazo, estamos poniendo los cimientos para una legislación estatal y una iniciativa para votar en 2022: una California libre de plásticos. El Acuario de Heal the Bay está inspirando el apoyo con el lanzamiento de nuevas exposiciones sobre la polución plástica y también educando acerca de su conexión con los combustibles fósiles.


Actúe

Involúcrese

Adopte una playa

Vea las novedades de nuestro acuario

Done

View in English



Funcionarios electos de Los Angeles están tomando acción legislativa para reducir la basura que se genera con la comida para llevar tras un gran incremento en el consumo del plástico de un solo uso. ¿Pero qué significa “Deja el desperdicio”? ¿Y cómo ayuda a luchar contra la contaminación por plástico? Vamos a verlo.

Deja el desperdicio es el último empujón legislativo de Heal the Bay junto a la coalición Reusable LA. #DejaElDesperdicio requeriría que los extras de la comida para llevar y a domicilio — como los utensilios de un solo uso, popotes, condimentos, servilletas y demás — fuesen facilitados a petición del usuario. Si los necesita, los puede tener. Y si no, no hace falta desperdiciar.

Añada su nombre a la petición

El consumo de plástico de un solo uso se ha disparado debido al COVID-19, incluyendo aquí en Los Angeles, donde nuestros queridos restaurantes locales se han visto forzados a depender principalmente de los pedidos para llevar y a domicilio. El consumo de plásticos de un solo uso se ha incrementado entre un 250% y un 300% desde que comenzó la pandemia, con un aumento de un 30% de basura atribuido en parte a utensilios de usar y tirar. En toda la nación, billones de accesorios para la comida se tiran cada año, muchos sin haberse utilizado siquiera. (Muchos de nosotros incluso los guardamos en el temido cajón de los extras, esperando utilizarlos algún día).

La amplia mayoría de estos objetos de un solo uso no se pueden reciclar. Suman a la crisis de basura plástica, ensucian nuestros vecindarios, ríos, el océano, y atascan los vertederos. El uso de combustibles fósiles para producir objetos de plástico que ni siquiera se usan es lo último que necesitamos durante una crisis climática. Estos efectos también presentan problemas de justicia medioambiental, con las comunidades en primera línea sufriendo desproporcionadamente por el cambio climático, la extracción de crudo, y la incineración asociada a plásticos de un solo uso.

Heal the Bay y Reusable LA están abogando por legislar #DejaElDesperdicio en la ciudad y el condado de Los Angeles. En Enero de 2021, los miembros del consejo de la ciudad de Los Angeles Paul Koretz y Paul Krekorian introdujeron una moción para un borrador de ley para #DejaElDesperdicio. Requeriría que en los casos de comida para llevar, servicio a domicilio o servicios de entrega a domicilios de terceros, todos los accesorios estuvieran disponibles únicamente bajo petición. La Junta de Supervisores del Condado de Los Angeles siguió el ejemplo y en Febrero de 2021 pasó una moción similar de forma unánime tras ser introducida por Sheila Kuehl, miembro de la junta.

Esta legislación reconoce que los miembros de la comunidad pueden necesitar pajitas/ popotes/pajillas, utensilios y / u otros accesorios para alimentos de un solo uso. Es crucial que los restaurantes y las aplicaciones de entrega de terceros promuevan y brinden opciones para todos. Este modelo “a pedido” está estructurado intencionalmente para cumplir con todos los requisitos y adaptaciones de la ADA para garantizar un acceso equitativo para disfrutar fácilmente de comidas en el lugar, comida para llevar o entregas en los restaurantes de Los Ángeles. Según esta ordenanza, las empresas pueden proporcionar accesorios para alimentos a los clientes que los soliciten.

Restaurantes y aplicaciones de entrega a domicilio deberían por defecto, no entregar accesorios de un solo uso para los pedidos, a menos que el cliente los solicite. Cambiar a este modelo de accesorios “bajo pedido” elimina basura innecesaria y ahorra dinero a los establecimientos. Los Angeles ha hecho esto antes con los popotes bajo pedido. En un momento en el que los negocios pequeños y los restaurantes están luchando por mantenerse a flote, esta es una solución simple para recortar costes excesivos y contaminación por plástico. Apoyamos estas ordenanzas porque son una solución donde todos ganan, las comunidades de LA, los negocios y el medioambiente.

Contamos con su apoyo para pasar esta ordenanza, así que pase a la acción mediante los enlaces de aquí abajo y manténgase a la escucha para más novedades de #DejaElDesperdicio.

Pase a la acción!

Firme la petición

Comparta este post de Instagram

Unase al grupo de Facebook @REUSABLELA

View in English



Belmont Veterans Memorial Pier está ubicado en Long Beach, cerca del vecindario Belmont Shore. El muelle actual se inauguró en 1967 y tiene 1.800 pies de largo. Al final del muelle, hay una gran área hexagonal con dos “alas” que se extienden 120 pies desde cada lado, lo que le da al muelle una forma de T general.

Belmont Pier es popular para pescar y, al igual que otros muelles, no se requiere una licencia de pesca para pescar allí. Sin embargo, los pescadores deben asegurarse de seguir las regulaciones de pesca con respecto al tamaño, límites y temporadas para ciertas especies.

Durante los últimos 18 años, el Programa Educacional Pequero de Heal the Bay (AOP, por sus siglas en inglés) ha estado educando a los pescadores en Belmont Pier (y otros 7 muelles) sobre la contaminación de peces, cuales evitar consumir y qué peces son seguros para el consumo. AOP es parte de Fish Contamination Education Collaborative (FCEC), que es administrado por la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (EPA) como parte de un programa de divulgación y educación pública de gran alcance sobre el sitio Superfund de Palos Verdes Shelf.

El muelle de Belmont está ubicado en la zona roja, donde los niveles de DDT y PCB son altos debido a la cercanía con el sitio contaminado. Estas toxinas pueden viajar a través de la cadena alimentacia y acumularse en ciertos peces. Los peces capturados en la zona roja que no deben consumirse son la corvineta blanca, corvineta negra, cabrilla, pejerrey y barracuda.

Nuestro Programa Educacional de Pesca está actualmente suspendido debido a COVID-19, pero cuando estuvimos presente, el muelle de Belmont fue regularmente uno de nuestros principales muelles en términos de cantidad de pescadores. En 2018, llegamos a 9.801 pescadores en 8 muelles en la región de Los Ángeles; Los miembros del equipo de AOP visitaron todos los muelles durante la misma cantidad de tiempo, pero hablaron con más de 2.500 pescadores solo en Belmont Pier (aproximadamente el 25%).

Cuando llevamos a cabo actividades de divulgación con los pescadores, también recopilamos datos sobre los tipos de peces que capturan y códigos postales de dónde residen. En el 2018, recopilamos códigos postales de 1,165 pescadores en Belmont Pier. Los códigos postales de donde provenían la mayoría de los pescadores incluían Long Beach, así como las áreas circundantes de Carson, Bellflower, Paramount y Huntington Park. La recopilación de estos datos ayudan a garantizar que la divulgación también se lleve a cabo en las comunidades donde viven los pescadores, a través de nuestros socios de FCEC.

En el 2018, documentamos que los pescadores en Belmont Pier capturaron 1,051 peces (durante un tiempo total de encuesta de aproximadamente 144 horas). De esos peces, la mayoría (85%) eran macarelas. Descubrimos también que 61 (o el 6%) de esos peces estaban en la lista de “no consumir”, incluida la corvineta blanca, pejerrey y cabrilla. Es necesario continuar educando a los pescadores sobre la contaminación de peces y asegurarse de que tengan los conocimientos necesarios para protegerse a sí mismos y a sus familias.


View in English 



Hermosa Beach Pier antes de la pandemia

El muelle de Hermosa Beach es uno de los muelles más tranquilos para pescar en la bahía de Santa Mónica. Está rodeado de hermosas playas, bares y restaurantes. Es un muelle muy sencillo sin vendedores ni restaurantes, poca gente caminando, pocos pescadores y una hermosa vista para ver el atardecer.

El muelle, construido en 1965 y renovado a principios de 2000, se extiende a 1,140 pies sobre el océano. Está abierto para todos los visitantes, así como para la pesca desde las 6:00 am hasta las 10:00 pm. Los pescadores deben asegurarse de seguir las regulaciones de pesca, asi como el tamaño de peces, límites y temporadas de ciertas especies que no se deben capturar. El lanzamiento de la caña de pesca por encima de cabeza de otras personas y el tirar basura en el muelle son actividades prohibidas.

Hermosa Beach Pier antes de la pandemia

La pesca es muy relajante en el muelle de Hermosa Beach. Los pescadores capturan con frecuencia macarelas, umbrina roncador, corbinas, sardinas, entre otros peces. También es común capturar la corvineta blanca, pero hay que evitarla porque es uno de los peces que están en la lista de “No consumir”. Esta lista contiene peces que no deben consumirse debido a los altos niveles de contaminación por DDT, PCB y mercuriotambién en esta lista se encuentran la corvineta blanca, cabrilla, corvineta negra, pejerrey y barracuda.

El Programa Educacional Pesquero de Heal the Bay educa a los pescadores de muelles y costa en los condados de Los Ángeles y Orange sobre los riesgos de consumir peces contaminado con toxinas como dicloro-difenil-tricloroetano (DDT) y bifenils policlorinados (PCBs). Actualmente estamos en pausa debido al COVID; pero estaremos reanudando nuestras actividades en los muelles cuando las autoridades de salud locales lo permitan, y los miembros de nuestro Equipo Educacional Pesquero continúen educando sobre estos peces que no se deben consumir.

No se requiere una licencia de pesca para pescar en el muelle de Hermosa Beach, pero si pesca en las playas alrededor del muelle, tendrá que comprar una licencia.

En todo el estado, el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California (CDFW, por sus siglas en inglés) ofrece dos días de pesca gratis cada año donde no se requiere una licencia para motivar a los nuevos pescadores a esta actividad. En el 2021, esas fechas son el 3 de julio y el 4 de septiembre. Pescar en un muelle o en un día de pesca gratis es una excelente manera de probar un nuevo pasatiempo o cenar para su familia. CDFW ofrece algunos videos instructivos para principiantes y el grupo de Fish Contamination Education Collaborative (FCEC) ofrece videos sobre cómo preparar peces de forma segura. ¡Feliz pesca!

View in English