El Boletín de Calificaciones de Ríos

Resumen ejecutivo

Heal the Bay desarrolló el Boletín de Calificaciones de Ríos (River Report Card) para brindar información de fácil manejo sobre la calidad del agua a las personas que visitan las áreas recreacionales de agua dulce en el condado de Los Ángeles. Debido a que no existe un requisito estatal para el monitoreo de la contaminación fecal en las áreas recreacionales, los datos de calidad de agua que están disponibles a menudo son inconsistentes y difíciles de interpretar para el público. El Boletín de Calificaciones de Ríos nos proporciona información sobre la calidad del agua con los colores verde, amarillo y rojo para ayudar a las personas a tomar decisiones sobre dónde y cuándo es seguro meterse en el agua. Para el 2020, proporcionamos información en línea sobre las calificaciones de verano de 28 sitios en el condado de Los Angeles.

• De los 28 sitios calificados en el 2020, el 70% de las calificaciones emitidas fueron de color verde, el 17% amarillo y el 13% rojo.

• Ocho sitios en el condado de L.A. donde se puede nadar, no excedieron los límites bacterianos, de la cual obtuvimos calificaciones 100% ecológicas. Uno de estos sitios está ubicado en el canal principal del río de L.A., que es el primero para el Boletín de Calificaciones de Ríos.

• Nueve sitios recreacionales llegaron a nuestra lista de los Peores Sitios de agua dulce, lo que significa que experimentaron una mayor contaminación fecal durante el verano del 2020. La mayoría de estos lugares están ubicados en entornos urbanos.

• Tujunga Wash en Hansen Dam sigue teniendo problemas con la calidad del agua, lo que le valió el primer lugar en la lista de los Peores Sitios de agua dulce por tercer año consecutivo.

• El río San Gabriel por debajo de la convergencia de las bifurcaciones norte y oeste, fue lamentablemente la primera falta que tiene esta cuenca en el Boletín de Calificaciones del Ríos.

• Switzer Falls también hizo una aparición sorpresa en la lista de los Peores Sitios de agua dulce, llegando así, a la posición número nueve. Este sitio donde se puede nadar está ubicado en las montañas y ha tenido un historial de buena calidad de agua.

• El área del lago Balboa en la parte alta de la cuenca del río L.A. tuvo otro año decepcionante en términos de calidad de agua. La rampa para botes de Lake Balboa, la salida de Lake Balboa y el arroyo de Bull Creek entraron en nuestra lista de los Peores Sitios de agua dulce.

• Hermit Falls no fue monitoreado por LASAN (LA Saneamiento y Medio Ambiente) en el verano del 2020, pero se agregó el arroyo de Big Tujunga Creek en el sector de Vogel Flats como un lugar de monitoreo.

• Las ubicaciones de las zonas de recreación del Río de L.A. (L.A. River Recreation Zone) fueron monitoreadas durante el verano a pesar de estar cerradas al público. Además, debido a las limitaciones relacionadas con la pandemia, Heal the Bay no pudo monitorear el río de L.A. a la altura de la calle Benedict St. (anteriormente llamado Frogspot), así como también los desagües pluviales en Elysian Valley.

• Las áreas con desarrollo urbano tendían a tener calificaciones más bajas que las áreas naturales, y la mayoría de los sitios en esta lista se encuentran en áreas de paisajes urbanos. Los sitios en la cuenca del río San Gabriel y la cuenca superior del río de L.A. se encuentran en áreas menos desarrolladas y están menos afectadas por la escorrentías urbanas.

Heal the Bay, lidera ahora el esfuerzo para lograr la protección de la salud a las personas que se recrean en agua dulce en el estado. Estamos emocionados de anunciar que el asambleísta Richard Bloom, en asociación con Heal the Bay, ha introducido una ley que comenzará a abordar la falta de monitoreo y estandarización de la calidad del agua en áreas recreacionales – Proyecto de Ley 1066 de la Asamblea (AB 1066). Esta pieza de legislación propone encomendar al Consejo de Monitoreo de la Calidad del Agua de California para que defina e identifique lo sitios de recreación de agua dulce en todo el estado, así como recomendaciones para un programa de monitoreo apropiado para estos sitios. Esto es un paso fundamental para lograr mayor protección a la salud de los visitantes de sitios recreacionales. Heal the Bay continuará apoyando la ley AB 1066 y planeamos proponer una legislación futura que requerirá monitoreo y advertencias públicas para las áreas recreacionales de agua dulce.

Además del Boletín de Calificaciones de Ríos, Heal the Bay está trabajando activamente para evitar que la contaminación ingrese a nuestras vías fluviales. En el 2020, Heal the Bay lanzó una campaña llamada “Take L.A. by Storm” para apoyar a los nuevos defensores del medio ambiente y su participación en el proceso de los permisos MS4 para responsabiizar a quienes descargan contaminantes. El sistema de permisos se creó para ayudar a regular la cantidad de contaminantes que los dueños de permisos estaban poniendo en el medio ambiente y poder garantizar que las descargas contaminantes disminuyan con el tiempo. Desafortunadamente, ha habido una falta de responsabilidad en el programa de permisos MS4, lo que ha permitido a los dueños de permisos retrasarse en el cronograma para reducir las descargas contaminantes.