El Boletín de Calificaciones de Playas

Resumen ejecutivo

Las playas de California tuvieron una excelente calidad de agua durante los meses de verano del 2020. De más de 500 playas en todo el estado, el 93% obtuvieron buenas calificaciones (A y B). Las precipitaciones del año pasado estuvieron drásticamente por debajo del promedio, lo que generalmente conlleva a una mejor calidad del agua debido a las cantidades reducidas de contaminantes que fluyen hacia el océano. Sin embargo, las calificaciones durante la temporada de lluvias fueron peores al promedio en este año, probablemente debido al hecho de que la mayoría de los datos durante la temporada de lluvias se recopilaron cuando se registraron las primeras lluvias (que son las más importantes) las cuales llevan más contaminación.

• La desembocadura del río Tijuana y la playa que se encuentra a menos de una milla al norte se encuentran en nuestra lista de las Peores Playas. Estas playas se ven afectadas por las aguas residuales que fluyen desde el río Tijuana y de la Planta de Tratamiento Punta Bandera. Las aguas residuales tienen su origen en la infraestructura del alcantarillado deteriorado e insuficiente en la ciudad de Tijuana.

• El condado de San Mateo continúa luchando con la calidad del agua, ya que tres playas en el área de Foster City se encuentran en la lista de las Peores Playas: Erckenbrack Park, Gull Park y Marlin Park. Erckenbrack Park apareció en la lista de las peores playas el año pasado junto con otras cinco playas del condado de San Mateo. Cuatro de esas peores playas del 2019 no fueron monitoreados en absoluto en 2020. Esto es alarmante ya que este tramo de costa ha experimentado altos niveles de contaminación fecal y es muy popular entre los bañistas que ahora no tienen información sobre la potencial contaminación.

• Capitola Beach en el Condado de Santa Cruz es la playa número tres en la lista de este año. El arroyo de Soquel Creek desemboca en el océano cerca de esta playa, descargando bacterias contaminantes de toda la cuenca. Esta playa ha sido un fastidio desde que se lanzó el Boletín de Calificaciones de Playas.

• La unica Peor Playa del condado de Los Ángeles es la palaya Mother’s Beach en Marina Del Rey, que no es ajena a la lista de las playas más contaminadas del estado. Esta playa está encerrada y experimenta poca acción de las olas, por lo que la contaminación bacteriana no se elimina facilmente.

• Clam Beach en el condado de Humboldt ha recibido el estatus de la Peor Playa en siete de los últimos 11 años. La calidad del agua en esta playa del norte de California se ve afectada negativamente por la escorrentía agrícola que fluye hacia el océano a través de los arroyos de Patrick Creek y Strawberry Creek.

• El Candlestick Point de San Francisco en Windsurfer Circle regresa a la lista después de una pausa de siete años. Candlestick Point se encuentra en la Bahía de San Francisco, y aunque no es un área encerrada, es probable que no experimente tanta circulación de agua como una playa de mar abierto.

• East Beach en Santa Bárbara está haciendo su primera aparición en la lista de las Peores Playas. La contaminación bacteriana del área de Santa Bárbara fluye en el océano hacia la playa de East Beach a través del arroyo de Mission Creek.

Las playas de Oregon no fueron monitoreadas con la frecuencia suficiente para recibir una calificación este verano, y no se monitorearon sus playas durante los meses de invierno. Solo cuatro condados de Oregon recibieron calificaciones durante la temporada de lluvias, que fueron mediocres y muy por debajo del promedio en temporada lluviosa del estado de 82% que recibieron calificaciones de A y B.

Las calificaciones durante la temporada seca de verano en el estado deWashington fueron excelentes y el 96% de las playas recibieron calificaciones de A y B. Las calificaciones en temporada lluviosa fueron excepcionales y por encima del promedio, con un 91% que recibieron calificaciones de A y B. Las playas del estado de Washington no fueron monitoreadas durante los meses de invierno, por lo que no se pudieron calcular las calificaciones durante la temporada seca de invierno.

El verano 2020 fue el primer año en que las playas de Tijuana, México se incluyeron en el Boletín de Calificaciones de Playas. Las playas de El Faro y El Vigía recibieron una B para las calificaciones durante la temporada seca de verano, mientras que Playas Blanca recibió una D. Las calificaciones durante la temporada seca de invierno mostraron un patrón similar donde El Faro y El Vigía recibieron una D, y Playas Blanca recibió una F. Las tres playas recibieron F para la temporada lluviosa. Este tramo de costa recibe a millones de visitantes cada año y se ve muy afectado por la contaminación de las aguas residuales durante todo el año, incluso durante la temporada seca. La fuente principal de contaminación es la planta de tratamiento Punta Bandera ubicada al sur de Tijuana, que regularmente libera aguas residuales no tratadas o parcialmente tratadas al océano.

El Boletín de Calificaciones de Playas se enfoca en la calidad del agua de las playas océanicas. Sin embargo, monitorear la calidad del agua en los sitios de agua dulce, como ríos, lagos y arroyos, y hacer que esa información esté disponible para el público también es importante para proteger la salud pública en sitios recreacionales. Heal the Bay creó el Boletín de Calificaciones de Ríos (River Report Card) para informar al público de la calidad del agua en nuestros ríos y arroyos. Heal the Bay recolecta muestras y analiza la calidad del agua en seis sitios recreacionales en el condado de Los Angeles, recopila datos de monitoreo de 22 stios adicionales del condado de Los Ángeles; y transforma los datos en grados codificados por colores de fácil comprensión. Antes de dirigirse a una área de recreación de agua dulce en el condado de Los Ángeles, consulte nuestro River Report Card en , que se actualiza regularmente durante los meses de verano.

Heal the Bay también patrocina el Proyecto de Ley 1066 de la Asamblea (Bloom) en California, que es el primer paso para garantizar que los sitios de recreación de agua dulce en el estado sean monitoreados para detectar contaminación fecal y que se informe a la comunidad.