Nuevas oportunidades de pesca en Pier J de la ciudad Long Beach

Nuevas oportunidades de pesca en Pier J de la ciudad Long Beach: lo que debes saber sobre la pesca en la zona roja.

La pandemia ha traído muchos cambios a nuestras vidas y Pier J no es una excepción. Este hermoso lugar que tiene una vista espectacular de la marina de Long Beach ahora cuenta con una nueva infraestructura para disfrutar la pesca. Históricamente, “Pier J” no era un verdadero muelle, era solo una zona rocosa donde los pescadores debían tener una licencia para poder pescar.

En una visita reciente que realicé a este muelle, me sorprendió de los cambios que se han realizado en pier J durante la pandemia, haciéndolo aún más atractivo como lugar para visitar, pescar o simplemente disfrutar de su paisaje. Pier J ahora tiene dos muelles pequeños ubicados a lo largo de la zona rocosa. El primer muelle está justo debajo de la Terminal de cruceros y cuenta con bancos, baños, estacionamiento y un bebedero de agua para personas y mascotas. Moviéndose un poco más al sur se encuentra el segundo muelle que también cuenta con bancos, baños y estacionamiento, y que incluye facilidades para personas discapacitadas.

<
>

Photos by Frankie Orrala. May 7, 2021

Además, Pier J también tiene avisos informativos en toda el área para aprender sobre las complejas interacciones de los animales y plantas marinas en Queensway Bay (hogar del Queen Mary y el Acuario del Pacífico) y tiene tambien los letreros de los 5 peces que la gente no debe consumer, debido a los altos niveles de contaminación. Estos 5 peces capturados en pier J (corvineta blanca, cabrilla, corvineta negra, pejerrey y barracuda) se encuentran dentro de la zona roja y no deben consumirse debido a sus altos niveles de químicos tóxicos.

Estos químicos tóxicos se encuentran principalmente en la piel y en los tejidos grasos de los peces. Para reducir la exposición a estos químicos, se recomienda comer solo el filete de las especies “seguras para comer” que no estén en la lista de las más contaminadas.

Según los pescadores de este muelle, Pier J reabrió sus actividades pesqueras en febrero de este año. Pier J se encuentra cerca de la desembocadura del río Los Ángeles, lo que lo convierte también en un área de preocupación por la calidad del agua para quienes disfrutan de la pesca en este muelle. El Programa Educacional Pesquero de Heal the Bay reanudará sus actividades en junio, después de una larga pausa debido al COVID-19, y estamos emocionados de volver a educar a los pescadores de los muelle del sur de California sobre los efectos potenciales de comer peces contaminados y cómo mantenerse saludables.

El Programa Educacional Pesquero de Heal the Bay (AOP) es parte del Grupo Educacional sobre la Contaminación de Peces (FCEC, por sus siglas en inglés), un componente de educación y divulgación de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). La FCEC y AOP proporcionan información sobre qué peces se deben evitar y cuáles son seguros para el consumo. Durante los últimos 18 años, los miembros de nuestro equipo de AOP han hablado con miles de pescadores (a menudo en varios idiomas) sobre los riesgos de consumir peces contaminados, qué peces son seguros para el consumo y qué métodos de cocción son los más apropiados. También compartimos otra información relevante, incluídos mapas que muestran la zona roja, un área donde los desechos tóxicos como el DDT y los PCB, productos químicos que históricamente se encuentran en los pesticidas, se descargaron a través del sistema de alcantarillado y permanecen en el sedimento. Aunque el DDT y los PCB ya no se utilizan, sus impactos todavía pueden ser sentidos. El consumo de peces contaminado con DDT o PCB pueden provocar problemas de salud crónicos y deben evitarse el consumo de corvineta blanca, cabrilla, corvineta negra, pejerrey y barracuda.

Si desea más información, visite www.pvsfish.org 

View in English