Top

Heal the Bay Blog

Category: ¿Qué Onda?

Necesitamos su ayuda para hacer responsables a los contaminadores y a sus aliados políticos.

Una reciente investigación del LA Times destapó que la corporación contaminadora Montrose no solo vertió medio millón de barriles con residuos contaminados con DDT en la bahía, el doble de lo estimado, sino que junto a agencias del gobierno escondieron el vertido cerca de la isla Catalina durante décadas, exponiendo a personas, animales y ecosistemas marinos enteros a uno de los compuestos químicos tóxicos más peligrosos que se ha hecho nunca.

Heal the Bay está presionando a las agencias y a los cargos electos para que se ocupen de limpiar el DDT y protejan la salud pública.

Foto de LA Times, David Valentine, ROV Jason

Originalmente desarrollado como insecticida, el compuesto químico DDT es conocido hoy en día por su impacto en la salud y la destrucción del medioambiente. El DDT es especialmente devastador porque nunca desaparece. El productor de DDT más grande de los Estados Unidos, Montrose Chemical Corporation, tenía su base en Torrance entre 1947 y 1982. Y durante esa época vertieron cientos de toneladas de residuos tóxicos al océano en la zona de Palos Verdes. Fueron a juicio y terminaron pagando un acuerdo, y el área fue designada como superfund site (zonas contaminadas de Estados Unidos que requieren una respuesta de limpieza a largo plazo por contener contaminantes nocivos) por la EPA en 2000.

Décadas más tarde, nos enteramos de que la misma corporación contaminadora vertió cerca de la isla Catalina el DOBLE de DDT que se había estimado previamente, junto a otros compuestos tóxicos además. Nadie está rindiendo cuentas por ese medio millón de barriles que se están filtrando a nuestro suelo marino hoy en día.

Las agencias gubernamentales necesitan redoblar sus esfuerzos de una forma clara. No nos podemos escurrir de estos desastres del pasado. Y tampoco podemos ignorar los retos que suponen estos compuestos tóxicos para el presente y el futuro.

Las pruebas demuestran que el DDT ha entrado en la cadena alimenticia, afectando la salud de miles de personas que comen alimentos del mar procedentes de la bahía, y también está llevando a especies, como las águilas calvas, hacia la extinción. La comunidad científica y los expertos en salud están preocupados por el impacto a largo plazo de la bioacumulación de DDT en el océano.

LA no puede esperar otra década para lidiar con los compuestos tóxicos en nuestro océano. La crisis climática está acelerando la subida del nivel del mar y las temperaturas, que ya de por sí tienen un impacto suficientemente negativo en el océano y nuestras comunidades.

Heal the Bay está lista para embarcarse en otra batalla para proteger nuestro océano, hacer responsables a los contaminadores, y a mantener al público, especialmente a los pescadores locales y usuarios recreativos del agua, informados sobre los riesgos para la salud del legado tóxico de DDT en LA. Su contribución posibilita nuestra misión de mantener el agua limpia para todos. Done a Heal the Bay.

Traducido por Beatriz Lorenzo


View in English



angler outreach los angeles county

El sur de California ofrece una variedad de muelles con todo tipo de actividades para los lugareños y visitantes, además de servir como lugares privilegiados para la pesca deportiva y de subsistencia. Anteriormente hablamos del muelle de Venice como un favorito de la pesca local. Ahora dirigimos nuestra atención al muelle de Redondo Beach, un muelle preferido por los pescadores para la pesca de macarela que se puede capturar durante el año.

El muelle de Redondo Beach es un hermoso lugar para caminar, disfrutar de la vista al mar, comer y pescar. El muelle fue construido originalmente en 1889 y ha sufrido numerosas interaciones a lo largo de los años. Es único porque es el muelle “interminable” más grande de la costa de California. Se considera “interminable” porque tiene forma de herradura y no tiene un final como un muelle tradicional. Los pescadores son diversos aunque ciertos grupos étnicos como los filipinos son más comunes en el muelle.

Desafortunadamente, este muelle se encuentra dentro de la zona roja, al igual que otros muelles de la Bahía de Santa Mónica, donde ciertos peces no deben consumirse debido a su alto contenido de químicos tóxicos (DDT y PCB) y debido a la proximidad al sitio Superfund Palos Verdes Shelf. Los peces que no deben consumirse son la corvineta blanca, corvineta negra, cabrilla, pejerrey y barracuda.

En una visita reciente en noviembre de 2020, observé plena actividad pesquera, vi familias con niños, que en gran medida desconocían los riesgos de consumir peces contaminado.

Habían carteles con avisos en diferentes partes del muelle que recordaban a los visitantes que mantuvieran una distancia social de 6 pies para reducir la transmisión del coronavirus. A pesar de las señales, muchos de los pescadores no llevaban mascarillas protectoras.

Antes de la pandemia, este muelle operaba las 24 horas del día y era común ver a numerosos grupos de pescadores de subsistencia en la noche pasando largas horas para obtener sus capturas.

Esperamos que los miembros de nuestro Equipo Edcuacional Pesquero pronto pueda continuar educando a nuestra comunidad en los muelles locales sobre los riesgos de consumir pescado contaminado dentro de la zona roja. Por ahora, continuaremos conectándonos con pescadores a través de nuestras publicaciones de blog, redes sociales y presentaciones educativas en inglés y español.

View in English



El equipo de comunicaciones de Heal the Bay conversó con Shelley Luce, directora ejecutiva de Heal the Bay, y discutió a fondo su reacción a la historia del diario Los Angeles Times que descubrió el vertido de barriles con DDT cerca de la isla Catalina que ocurrió hace más de tres décadas.

¿Cuál es tu reacción al artículo reciente del LA Times sobre la contaminación por DDT en la Bahía de Santa Monica?

Estoy impactada. Conocemos el sitio superfund de Palos Verdes. Fuimos parte de las investigaciones científicas y legales que se realizaron en las décadas los ‘80 y ‘90. En 1990, los EE. UU. y agencias estatales, presentaron una demanda contra Montrose Chemical Corporation y otras tres empresas, que finalmente se resolvió en el 2001. Heal the Bay ayudó a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) a crear el Programa Educacional Pesquero para informar a los pescadores locales de subsistencia sobre cómo los desechos tóxicos contaminan a los peces que capturan para sus familias y cómo mantenerse sano y salvo.

Pero estos barriles de DDT arrojados cerca de Catalina no formaron parte de la discusión.

Se necesitaron años para negociar los requisitos de limpieza para el sitio de Palos Verdes. Es simplemente inimaginable que la EPA, el Departamento de Justicia (DOJ) y la Junta Estatal de Control de Recursos Hídricos sabían sobre la contaminación adicional y no la incluyeron en los requisitos de limpieza y mitigación.

Los impactos de medio millón de barriles con fugas de DDT son de largo plazo.

El DDT es una sustancia química devastadora porque persiste en el medio ambiente y porque puede ingresar a la cadena alimenticia, biomagnificarse, causar daño a un número incalculable de peces, mamíferos marinos y aves, así como tambien a personas en comunidades vulnerables. Este devastador descubrimiento de barriles con DDT en aguas cercanas a la isla de Catalina es otro golpe para nuestro océano. Los océanos ya están afectados por los impactos del cambio climático, calentamiento y acidificación, sobrepesca y por la contaminación de otros productos hechos por el hombre destinados a “mejorar” la vida, como los plásticos, que nunca se biodegradan ni abandonan el medio ambiente.

¿Qué podemos hacer para responsabilizar a los contaminadores?

Es muy dificil. A veces, como organizaciones sin fines de lucro, tenemos que luchar contra corporaciones poco éticas e incluso con nuestros propios gobiernos. Hoy hablamos del DDT de Montrose Chemical Corporation, el mes pasado vimos como a Exide se le permitió alejarse del desastre tóxico que crearon durante tres décadas y que afectó a más de 10,000 propiedades residenciales y a más de 110,000 residentes en el este de Los Angeles, Boyle Heights, Commerce, Bell Gardens, Vernon, Cudahy, Maywood, Bell y Huntington.1

Las corporaciones pueden irse, los funcionarios de gobierno lo pueden hacer tmbien, pero nuestras comunidades se quedan.

Este DDT fue vertido hace décadas y se pudo llegar a un acuerdo para cubrir parte de esa contaminación. Ahora tenemos que renovar esa lucha para que estos contaminadores rindan cuentas.

Comenzaremos preguntando a la EPA, Departamento de Justicia (DOJ,por sus siglas en inglés), Comisión Costera y Junta Estatal de Control de Recursos Hídricos qué jurisdicción tienen para hacer más reclamos contra las partes responsables del vertido de DDT y colaborar con agencias que demuestren que quieren solucionar este problema. Exigimos soluciones y tomaremos medidas para lograrlas.

¿Qué más se necesita hacer para proteger a las comunidades y sus hábitats?

Además de la acción legal, hay tres cosas que debemos hacer:

1. A través de nuestro Programa Educacional Pesquero, Heal the Bay ha educado a más de 170.000 pescadores de muelles y zona costera en los condados de Los Ángeles y Orange sobre los riesgos de consumir peces locales contaminados con DDT y PCB y necesitamos mucha más educación para las personas que dependen de los peces que capturan para alimentar a sus familias. Esto debe estar dirigido para llegar a las personas más vulnerables, en sus propios idiomas y en los lugares donde se sientan cómodos para recibir esta información.

2. Necesitamos un monitoreo más frecuente y extenso de los sedimentos, peces del océano y peces capturados para la venta, para poder determinar los niveles de contaminación que pueden dañar a los animales y a las personas que los consumen.

3. Debemos buscar la forma de limpiar el DDT y PCB que se encuentran en nuestro océano. Sabemos que el proyecto piloto para cubrir parte del sitio de Palos Verdes no fue exitoso, pero no significa que lo olvidemos. La EPA, Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) y otras agencias deben convocar a expertos que puedan dar soluciones, hasta encontrar la forma de lidiar con este legado tóxico.

¿Qué crees que debería hacerse? Contáctanos.

View in English

1 East Yard Communities for Environmental Justice



El Programa Educacional Pesquero de Heal the Bay, a través del Grupo Educacional sobre Contaminación de Peces (FCEC, por sus siglas en inglés) de la EPA, ha estado visitando ocho muelles en los condados de Los Ángeles y Orange durante los últimos 17 años, hablando con pescadores sobre la contaminación de peces y cómo mantenerse seguro y saludable. Muchos pescadores vienen a la costa para pescar y alimentar a sus familias. Nuestra investigación anterior indica que el 78% de los pescadores de muelles pescan para subsistir.

Para comprender mejor a la comunidad de pescadores locales, nuestro equipo educacional recopila información de los códigos postales de las personas que pescan en los muelles y a lo largo de la costa. Recientemente analizamos los datos de estas encuesta del 2018 y 2019. Nuestros hallazgos nos ayudarán a comprender major de donde vienen los pescadores y cómo servirlos mejor.

En 2019, hablamos con 8.488 pescadores y recopilamos códigos postales de 3.052 de ellos. Recopilamos códigos postales solo de pescadores que fueron encuestados por primera vez. La mayoría de estos códigos postales (3.001) eran de California. El resto probablemente fueron de turistas y visitantes. Incluso hablamos con algunos de ellos que provenían de lugares tan lejanos como Alaska. ¡Pescar en Alaska es seguramente diferente a LA!

Tanto en el 2018 como en el 2019, una ubicación tuvo la mayor densidad de encuestados: Hawthorne (90250), una ciudad en South Bay en el suroeste del condado de Los Ángeles que limita con la autopista 105 al norte y la autopista 405 al oeste. Según el LA Times y datos de censo, Hawthorne es un área diversa en South Bay y en el condado de Los Ángeles, con una población que consta de 44,2% latinos, 32,4% negros, 12,9% blancos y 7,6% asiáticos.

Tanto en el 2018 como en el 2019, tres códigos postales aparecieron en los cinco principales códigos postales de los pescadores y fueron: Compton y Willowbrook (90222), Long Beach (90805) y South El Monte (91733).

En ambos años, muchos pescadores vinieron de áreas del Valle de San Gabriel, incluyendo South El Monte y Rosemead. La demografía de estas dos áreas es bastante diferente: el South El Monte tiene una población predominantemente latina (86,2%), Rosemead tiene una división más pareja entre las poblaciones asiáticas (48,6%) y latina (41%).

Se ha demostrado ampliamente que las personas de color se ven afectadas de manera desproporcionada por la contaminación. Esta injusticia ambiental incluye la contaminación del aire, agua, vertimiento de desechos, extracción y refinación de petróleo, contaminación de peces y otras. Muchas de las comunidades de donde provienen los pescadores tienen altas cargas de contaminación. En CalEnviroScreen, una herramienta que recopila información ambiental, de salud y socioeconómica para producir un puntaje que muestra las comunidades son más afectadas y las más vulnerables a la contaminación.

Es imperativo que nuestro Programa Educacional Pesquero eduque y llegue a las personas de manera efectiva para proteger la salud pública. Por ejemplo, si los pescadores hablan español, chino y vietnamita como primer idioma, es posible que las señales de advertencia y otros recursos sobre la contaminación de peces no sean efectivos si solo están escritos en inglés.

Nuestro Programa Educacional Pesquero ha empleado a un equipo multilingüe que involucra directamente a los pescadores locales sobre la contaminación de peces y cómo mantenerse a salvo. Hemos producido materiales y recursos educativos en inglés, español, chino y vietnamita.

Utilizando los resultados de nuestra encuesta sobre el código postal, pudimos crear un mapa para saber de dónde vienen los pescadores en el condado de Los Ángeles, y a través de él hemos visto muchas oportunidades de llegar con programas adicionales en áreas específicas. Asegurarse que haya información accesible y relevante en todos los programas de Heal the Bay, podría aumentar la cantidad de personas a las que llegamos y poder maximizar el impacto de nuestro trabajo, especialmente en las áreas de códigos postales de donde provienen la mayor cantidad de pescadores.

Es interesante también poder utilizar nuestro análisis de encuestas de código postal para evaluar la eficacia de otros programas de Heal the Bay y poder llegar a las comunidades de donde provienen los pescadores. En el año 2017, el Acuario de Heal the Bay organizó 24 excursiones para 1,217 estudiantes de escuelas que estuvieron ubicadas en los principales códigos postales de donde provienen los pescadores. En ese mismo año, el programa Speakers Bureau de Heal the Bay ofreció charlas gratuitas (anteriormente en persona y ahora virtualmente) en todo el condado de Los Ángeles, y dimos 39 charlas a 2,985 personas con códigos postales de donde provienen los pescadores. Si bien Heal the Bay lleva a cabo actividades de divulgación y brinda educación en muchas de las comunidades donde se encuentran los pescadores, hay mucho espacio para el crecimiento y mucho más por hacer. Estamos emocionados de continuar nuestro análisis y encontrar nuevas formas de involucrar a los pescadores y sus familias con información útil.

View in English


Aprende más:



Si quieres hacer olas, tienes que meterte en el agua. Con la temporada de votaciones sobre nosotros, utilice estos prácticos recursos para crear su océano de cambio.

La votación anticipada se lleva a cabo del 5 de octubre al 2 de noviembre. Si vota por correo, el USPS recomienda que lo haga a más tardar el 27 de octubre.

La misión de Heal the Bay, hacer que nuestras aguas y cuencas hidrográficas de la costa de California sean seguras, saludables y limpias, se ve afectada por cuestiones de injusticia ambiental.

Solo podemos mantener limpios y accesibles nuestros ríos y océanos cuando apoyamos e invertamos en todas nuestras comunidades. Es por eso que estamos recomendando votos a favor en iniciativas que promulguen reformas que apoyen a las comunidades más afectadas por las injusticias ambientales. La justicia ambiental está indisolublemente ligada a la justicia social, y mejorar la equidad mejora la salud y el medio ambiente en nuestras comunidades.

Guía de votantes de Heal the Bay:

El equipo de Heal the Bay creó esta breve guía para votantes para las elecciones del 3 de noviembre de 2020 en el condado de Los Ángeles.

SÍ a la Proposición 16: Acción afirmativa / Estado de California
SÍ a las Props 17 y 18: Aumento del acceso a la votación / Estado de California
SÍ a la Medida J: Reformar el condado de Los Ángeles / Condado de Los Ángeles
SÍ a la Medida RR: Bono de $ 7B para LAUSD / Ciudad de Los Ángeles


Proposición 16: Un voto para permitir la consideración de raza, sexo, color, etnia u origen nacional para abordar la diversidad en el empleo público, la contratación y la educación. 

Propuestas 17 y 18: Votos para incrementar el acceso al voto.

Medida J (Condado de Los Ángeles): Un voto para desmantelar el racismo sistémico mediante la inversión en salud, vivienda y empleos.

Medida RR (Los Ángeles): Un voto para mejorar las escuelas del LAUSD y aumentar la seguridad escolar

 

View in English
PAGADO POR HEAL THE BAY



La bahía de Santa Mónica, que se extiende desde Point Dume en Malibú hasta la península de Palos Verdes, ofrece playas espectaculares y fabulosas vistas panorámicas, así como muelles de pesca que las convierten en destinos deseables para quienes disfrutan de la pesca. Varios muelles se extienden a lo largo de la bahía, en Malibú, Santa Mónica, Venice, Manhattan Beach, Hermosa Beach y Redondo Beach. Debido a que no se requieren licencias de pesca en los muelles, estos son algunos de los lugares más populares para los pescadores recreativos y de subsistencia (aquellos que pescan para alimentar a sus familias).

Venice Pier es uno de los muelles más antiguos y activos en lo que respecta a la pesca en el sur de California. Venice Pier, construido en 1965, estuvo cerrado durante más de una década a partir de 1986 debido a daños y desperfectos, pero fue reabierto triunfalmente al público en 1997 gracias al apoyo de sus residentes locales. El muelle restaurado es totalmente accesible, tiene luces, bancas y estaciones de limpieza para los pescados. La superficie del muelle está hecha de concreto y tiene áreas designadas para personas en sillas de ruedas. El muelle es administrado por el Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad de Los Ángeles y está abierto al público desde las 6 a.m. hasta la medianoche.

La pesca en el muelle de Venice es relajante y muchos pescadores disfrutan de este lugar por su tranquilidad, por la presencia ocasional de lobos marinos, delfines, una variedad de aves marinas, y porque no hay tiendas ni restaurantes que perturben la actividad pesquera. A lo largo de los años, he observado varias especies diferentes capturadas en este muelle, incluyendo macarelas, sardinas, topsmelt, jacksmelt, corbina, corvineta blanca, mojarras, opaleye, rayas y ciertos tipos de tiburones.

El muelle de pesca de Venice atrae a una amplia diversidad de pescadores, y a menudo se puede escuchar una variedad de idiomas como español, tagalo, vietnamita, chino y ruso, entre otros que hablan los pescadores. Heal the Bay ha trabajado en este muelle durante 17 años a través del Programa Educaional Pesquero (AOP), por sus siglas en inglés), educando a los pescadores sobre la contaminación de peces en 5 diferentes idiomas, particularmente para ayudarlos a educar sobre los peligros de consumir peces que tienen altos niveles de contaminantes.

Si has estado en el muelle de Venice, es posible que hayas notado que, al igual que otros muelles en la bahía de Santa Mónica, tienen señales colocadas por la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. para informar a los pescadores sobre los riesgos de consumir peces contaminados. Venice se encuentra dentro de la zona roja establecida por la Oficina de Evaluación de Peligros para la Salud Ambiental de California (OEHHA, por sus siglas en inglés), lo que indica un mayor nivel de riesgo para la salud por consumir ciertos peces dentro de esta área. Sin embargo, muchos pescadores desconocen que hay ciertos pescados que no se deben consumir debido a sus altos niveles de DDT, PCB y mercurio. Uno de los objetivos del programa AOP es educar a los pescadores sobre los peces más riesgosos, como son la corvineta blanca, pejerrey, cabrilla, corvineta negra y barracuda. Debido a las altas concentraciones de contaminantes, estos peces no se deben consumir.

El equipo educational de Heal the Bay tiene como objetivo educar a los pescadores de muelles sobre los peligros de consumir especies de peces de alto riesgo y dar recomendaciones sobre el consumo de otros peces dentro de la zona roja. Cualquier otro pez que no esté en la lista de los más contaminados debe consumirse de acuerdo a las normas establecida por las autoridades sanitarias. La forma más segura de preparar el pescado es comer solo el filete, descartando la cabeza, piel y las visceras.

Si bien el Programa Educacional Pesquero de Heal the Bay está observando todo tipo de medida de seguridad debido al COVID-19, todavía continuamos educando a la gente sobre el tema a través de nuestro blog, redes sociales y presentaciones educativas en inglés y español, y esperamos ansiosamente el momento cuando podamos salir y hablar directamente con los pescadores.

View in English


See all of our Angler Outreach Program blogs. 



La primera vez que me dijeron que la piel de ciertos peces capturados cerca de Los Ángeles era tóxica para comer, me intrigó. Nunca había escuchado que la piel humana desempeñara un papel de “depósito de toxinas”, y me preguntaba qué propiedades especiales tenía la piel del pescado que le permitían albergar estas toxinas. Mi primer pensamiento fue que quizás las toxinas en el agua absorbidas a traves de la piel se acumulan allí. Al investigar más sobre el tema, esa no fue la respuesta que encontré.

Las toxinas en cuestión aquí son varias moléculas conocidas como contaminantes orgánicos persistentes (COP), que incluyen los químicos (DDT) y (PCB). Los COP son conocidos por su resistencia a la descomposición a largo plazo, también conocida como persistencia, así como por su naturaleza orgánica que les permite acumularse en los cuerpos de plantas y animales.

Hay muchos beneficios culturales y de salud bien documentados para comer pescado y los COP no impiden que los peces capturados localmente sean beneficiosos, pero su presencia significa que los pescadores deben tener en cuenta los tipos de pescado que comen y los métodos de preparación.

Los Ángeles es el hogar de muchos pescadores de subsistencia que dependen de la pesca como fuente principal de proteínas, y estas poblaciones son las más vulnerables a los COP. Estas preocupaciones con las fuentes locales de alimentos capturados en el medio silvestre provienen de la contaminación local de los sedimentos, suelos y aguas subterráneas de Los Ángeles.

El mayor ejemplo de contaminación por COP en el condado de Los Ángeles fue causado por la compañía Montrose Chemical cerca de Torrance. Esta fábrica elaboró DDT y eliminó sus desechos, incluidos DDT y PCB, en el sistema de alcantarillado durante 28 años, que en ese momento se liberaron directamente al océano sin tratamiento. Más de cien toneladas de DDT y once toneladas de PCB fueron liberadas en el océano frente a la península de Palos Verdes. La fabricación y  uso doméstico del DDT se prohibieron en los Estados Unidos en 1972, sin embargo, la molécula misma persiste en nuestra area y en los mariscos hasta el día de hoy.

El Programa Educacional Pesquero (AOP, por sus siglas en inglés) de Heal the Bay educa a los pescadores de muelles y costa en el Condado de Los Ángeles y Condado de Orange, sobre los riesgos de consumir pescados contaminados con DDT y PCB. Creado en el 2003, AOP es un componente del Programa Educacional sobre la Contaminación de Peces (FCEC, por sus siglas en inés) y administrado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) como parte de un programa de educación pública y divulgación.

Realmente no es justo pedirles a los pescadores o cualquier persona que cambien su comportamiento de esta manera, pero muy pocos aspectos de la contaminación son justas. Si bien los COP son una preocupación mundial, está claro que la mayoría de los impactos de esta contaminación en la salud pública, incluidos el cáncer y los trastornos reproductivos, son desproporcionadamente experimentados por las comunidades de primera línea, que son comunidades compuestas principalmente por personas de color y/o de estatus socioeconómico más bajo.

Ahora, volviendo a la pregunta sobre la piel de pescado. Los COP son una amenaza particular en los peces porque los ecosistemas marinos y los de agua dulce son reservorios importantes de contaminantes persistentes. Los COP son arrastrados a cuerpos acuáticos por escorrentía, viento u otros medios y permanecen en esos ecosistemas secuestrados en los sedimentos orgánicos. Estos sedimentos a veces se conocen como “sumideros” porque pueden albergar COP durante cientos de años, excepto cuando son introducidos en la cadena alimenticia por los peces que se alimentan de los fondos.

Al subir por la cadena alimenticia, estos productos químicos orgánicos se concentran a niveles que pueden ser mucho más altos que el que se encuentra en el agua (también conocida como bioacumulación). Si hay contaminación microplástica en el agua, los COP se adherirán al plástico, se concentrarán más allá y generarán riesgos de concentraciones mayores de COP que ingresen a la cadena alimenticia.

Los peces absorben principalmente los COP de los sedimentos a través de sus vías digestivas y branquias, y solo en pequeña medida a través de su piel. Una vez dentro del cuerpo, los COP son rápidamente “atrapados” por las grasas, donde se disuelven fácilmente para su almacenamiento a largo plazo. Las reservas normales de grasa en los peces (y en los humanos) se encuentran en el hígado y la grasa subcutánea, que es la capa de grasa directamente debajo de la piel y que desempeña un papel en la regulación de la temperatura. Cuando la grasa se descompone debido al hambre u otros factores, los COP se liberan en el torrente sanguíneo y causan daño.

Dicho esto, no es técnicamente la piel del pez lo que almacena los contaminantes, sino la capa subcutánea de grasa justo debajo de la piel. Al quitar la piel del pescado, se elimina esta capa de grasa donde se almacenan los COP. Curiosamente, estas moléculas se comportan y se almacenan de manera similar una vez que ingresan al cuerpo humano a través de su tracto digestivo.

En caso de que esta información te haga sentir mal, Los Ángeles está tomando medidas para reducir la contaminación. Es casi imposible eliminar los COP de nuestro medio ambiente y vida silvestre, por lo que el objetivo es evitar que ingresen más. Existe la esperanza de que el próximo permiso de drenaje pluvial, también conocido como el permiso municipal de alcantarillado pluvial (MS4, por sus siglas en inglés), sea lo suficientemente fuerte y ejecutable como para reducir la contaminación local mediante la regulación de la descarga industrial de aguas residuales en los desagües pluviales. Afortunadamente, una reciente decisión de la Corte Suprema tomada en abril de 2020 (19) reforzó los estándares regulatorios de los permisos MS4 al decir que aplican a las aguas residuales vertidas en las aguas subterráneas, así como a los desagües pluviales.

¿Como puedes ayudar? Lo mejor que puedes hacer es educarte sobre qué peces son seguros para la pesca,  cuales se pueden comer en Los Ángeles y cómo prepararlos de manera segura. Posiblemente, lo mejor que puedes hacer, es comunicarte con la Junta de Agua local y expresar tu apoyo a un simple, transparente, medible y exigible permiso MS4, para reducir la cantidad de nuevos contaminantes que ingresan a nuestro medio ambiente. Lee nuestro blog reciente sobre el permiso MS4 para aprender más información y regístrate para mantenerte actualizado sobre los llamados de acción del MS4 (22).


View in English



 

Nos enfrentamos a las mayores amenazas para la bahía utilizando El Poder del Agua en 2020. Los siguientes tres objetivos son las áreas clave para este año:

 

Grito de alarma por el cambio climático

Qué estamos haciendo: Mitigando los impactos del cambio climático que alteran la vida empoderando a los ciudadanos a tomar mejores decisiones para crear un futuro sostenible y equitativo.

Cómo lo estamos haciendo: El agua es el área donde muchos notarán primero los efectos del cambio climático: la accesibilidad del agua en un clima cambiante es fundamental.

Examinamos detalladamente los planes de reutilización de aguas residuales de la ciudad de L.A., así como proyectos locales de captación de agua lluvia, para asegurarnos de que sean justos y efectivos. Y en el Acuario de Heal the Bay involucramos al público para tomar acciones diarias — como nuestra iniciativa “Una comida al día por el océano” — para mitigar las temperaturas extremas, la acidificación de los océanos y el aumento del nivel del mar.


Proteger la salud pública con programas de educación científica y comunitaria

Qué estamos haciendo: Protegiendo la salud pública a través de programas de educación científica y comunitaria sobre pesca y aguas contaminadas en playas y ríos de LA.

Cómo lo estamos haciendo: Extendiendo el alcance y rigor científico de nuestros programas como “Informe de playas”, “Informe de ríos” y “Educación pesquera” (Beach Report Card, River Report Card y Angler Outreach, por sus siglas en ingles) para incrementar el compromiso comunitario e institucional en temas que afectan directamente a la salud pública. Nuestro enfoque es en la contaminación, acceso, uso recreacional y consumo de pescado. Abogamos también por fuertes protecciones de calidad de agua y para mejorar las herramientas de concientización pública en las comunidades más afectadas.


Prohibir definitivamente el plástico de un solo uso

Qué estamos haciendo: Eliminando los desechos plásticos nocivos de nuestras playas y sistemas fluviales y restaurando la vitalidad de nuestro océano y cuencas hidrográficas.

Cómo lo estamos haciendo: Se necesita un cambio drástico en el uso del plástico de un solo uso porque menos del 10% es reciclado y el resto acaba en vertederos y entornos naturales. Estamos estableciendo una nueva campaña llamada “LA reutilizable” para fomentar una próspera cultura de reutilización y recarga en el condado de L.A., alentando de esta forma a la gente y negocios a no usar plástico y apoyar políticas que prohíban los plásticos desechables en el condado de LA y en todo California.


Únete

Haz voluntariado con nosotross

Contribuye a limpiar una playa

Visita nuestro Acuario

Dona

 


Este artículo fue traducido por Beatriz Lorenzo Botella y editado por Frankie Orrala.

View in English



2019 ha sido una temporada legislativa emocionante en California. Desde proyectos de ley en torno al plástico que nos mueven incesantemente hacia una cultura de reaprovechamiento, hasta mejoras en el acceso costero para todos los californianos. Nuestro gobierno estatal ha logrado grandes avances en la aprobación de leyes ambientales. Heal the Bay ha estado abogando y siguiendo atentamente las proposiciones ambientales más importantes del 2019, y estamos entusiasmados con algunos de los avances que se han realizado este año.

Echemos un vistazo a los ganadores (y perdedores) del 2019.

De las miles de propuestas de ley presentadas a principios de este año, solo 1042 llegaron hasta el despacho del gobernador, de las cuales 870 fueron aprobadas y firmadas por el gobernador Newsom convirtiéndolas en ley. Entre ellas se encuentran algunas muy importantes como la Proposición AB 619, conocida también como Proposición BYO. Esta Proposición, presentada por el asambleísta Chiu, clarifica el lenguaje del código de salud pública en relación a los envases reutilizables, que facilita a los consumidores llevar sus propios envases a sus locales y restaurantes favoritos. Esta Proposición permite también que puestos de comida, como los que encontramos en ferias y festivales, usen utensilios reutilizables en lugar de desechables de un solo uso (que eran requeridos antes de que esta Proposición se aprobara). Esta Proposición reducirá enormemente los residuos en eventos temporales y podrás rellenar tu contenedor reutilizable donde vayas, ¡incluso en las “loncheras” (food trucks) y puestos de comida!.

El gobernador Newsom también aprobó la Proposición AB 1680 del asambleísta Limón y la convirtió en ley. Esta ley permitirá desarrollar un programa de acceso a las playas de Hollister Ranch, un área de 8.5 millas de costa que actualmente no tiene acceso público. Esta decisión trascendental permitirá el acceso público a estas playas tan especiales de Santa Barbara y es a la vez una gran victoria para todos los californianos.

Fumar en las playas del condado de Los Angeles se prohibió hace años, pero este no era el caso para el resto de California. El gobernador Newsom firmó el Proyecto de ley del Senado SB 8 (Senador Glazer) y lo convirtió en ley, por lo que ahora es ilegal fumar en cualquier playa o parque estatal en todo el estado. Las colillas de cigarros son los objetos más tirado y causan un enorme daño al medioambiente. Están hechas de plástico y cientos de sustancias químicas, son contaminantes y muy notorias en nuestras playas, parques y vías acuáticas. Esta Proposición ayudará a reducir esta basura tan común, y protegerá la salud de los visitantes de playas y parques.

Más Proposiciones que fueron aprobadas este año incluyen:

  • AB 65 – Protección costera y adaptación climática (infraestructura natural)
  • AB 209 – Programa de becas del patrimonio al aire libre
  • AB 762 – Aviso de salud sobre el consumo de mariscos
  • AB 834 – Programa sobre proliferación de algas nocivas
  • AB 912 – Manejo de especies marinas invasoras
  • AB 948 – Programa de conservación de Coyote Valley
  • AB 936 – Respuesta a derrames de petróleo – petróleo no flotante
  • AB 1162 – Prohibición de envases plásticos en hoteles para productos de cuidado personal
  • AB 1583 – Legislación sobre el desarrollo del mercado de reciclaje de California
  • SB 367 – Asistencia Técnica para proyectos y programas educacionales de conservación costera estatal
  • SB 576 – Programa de preparación climática

Aunque la aprobación de estas Proposiciones es un éxito enorme, no todas las propuestas ambientales fueron aprobadas.

El gobernador Newsom vetó la Proposición AB 792 (asambleísta Ting), una Proposición sobre el contenido de plástico reciclado que habría aumentado la cantidad de plástico reciclado usado para producir botellas de bebidas de plástico. Aunque el gobernador apoya este tipo de normativa, la Proposición fue considerada costosa para el Estado, y por eso no se aprobó. Heal the Bay y asociados esperan resolver los problemas de esta Proposición y poder presentar una versión mejorada el próximo año.

También vetado por el gobernador fue el Proyecto de ley del Senado SB 1 (Senador Atkins), una propuesta que habría promulgado la ley de defensa del medioambiente, la salud pública y los trabajadores de California de 2019. Esta legislación habría asegurado las protecciones laborales obtenidas bajo leyes federales, y también que las leyes y regulaciones medioambientales a partir de Enero de 2017 (como la ley de agua limpia o la ley de especies en peligro de extinción) hubiesen permanecido en orden en California en caso de cambios en las regulaciones federales. Básicamente habría sido un seguro medioambiental y de salud pública para prevenir recortes a nivel federal. El gobernador Newsom vetó este Proyecto de ley por discrepancias sobre su eficacia y necesidad. Heal the Bay apoya medidas como las propuestas en la SB 1 ya que son críticas para proteger los recursos naturales de nuestro estado. Desafortunadamente fue vetada.

Finalmente, el Proyecto de Ley del Senado SB 54 (Senador Allen) y la Proposición AB 1080 (asambleísta Gonzalez), también conocida como la Ley de economía circular y reducción de contaminación por plástico de California. Estas relevantes propuestas llegaron muy lejos, pero los arreglos de última hora y nueva oposición hicieron que no llegasen al plazo para ser aprobadas este año. Pero nada de nervios, la lucha no se ha terminado. Estos Proyectos serán elegibles para votacion a partir de Enero del 2020, y Heal the Bay y otros partidarios (¡todos y cada uno de los 426000!) continuarán luchando para que se aprueben estos Proyectos de ley para reducir integralmente la basura desechable y prevenir la contaminación por plástico en el Estado de California.

¿Tienes preguntas sobre nuestro trabajo de apoyo en Heal the Bay? ¿Te interesa saber qué Proposiciones son por las que estamos luchamos (a favor o en contra)? Síguenos en redes sociales (InstagramTwitterFacebook), y contacta a nuestro equipo de Ciencia y Leyes!.


Este artículo fue traducido por Beatriz Lorenzo Botella y editado por Frankie Orrala.

View En English



¡Vengan a disfrutar de las actividades familiares y aprender más acerca de la vida marina local!

1. ¡Los niños de 12 años o menor entran gratis! y el precio para adultos es de solo $7 dólares. ¡En grupos de 10 o más cada persona entra por $5!


2. Con alrededor de 100 especies de animales marinos locales en exposición, actividades para los pequeños, y programas educativos diarios, el Acuario del Muelle de Santa Mónica es el lugar perfecto para sumergirse en las ciencias marinas sin tener que mojarse.


3. ¿Experiencia Virtual? ¡Si, el Acuario de El Muelle de Santa Mónica lo tiene! La exposición virtual les dará la oportunidad de explorar la vida marina que habita las aguas de la Isla Catalina, incluyendo a la lubina gigante (giant sea bass) cual se encuentra en peligro de extinción.


4. ¡Fishing for Health! ¡Pesca Saludable! El programa de Heal the Bay, Angler Outreach Program o en español El Programa de Alcance a Pescadores, lanzo una nueva oportunidad educacional bilingüe en cual aprenderán de la contaminación de peces en el condado, el consumo de pez, y maneras de cocinar para los que pescan en los muelles de Los Ángeles. ¡El programa es incluido con la entrada a el acuario y toma acabo el viernes cada dos semanas a las 2 p.m. de la tarde!


5. ¿Las estrellas del mar no son consideradas un pez? ¡Acompáñenos cada viernes de 2:30 pm a 3:00 pm para darles de comer y aprender más sobre esta especie marina!


6. ¡Tun tun, tun tun, tun tun! ¡Acompáñenos cada domingo de 3:30 pm a 4:00pm a darle de comer a nuestras dos especies de tiburones, y a la misma vez aprenda más información! A la misma vez, puede ser testigo del baile de los bebes tiburones.


7. ¿La basura en exposición? Durante su visita a nuestra acuario podrá ver una exposición de la basura cual es normalmente encontrada en nuestros océanos. Esta basura no es solo interesante para nuestros ojos, es especialmente dañina para los animales marinos. 


8. ¡Usted puede ser un voluntario! ¡Puede participar detrás de las escenas y aprender de los animales marinos! Después tendrá la oportunidad de relatar la información con los visitantes del acuario. 


9. ¿Sabían que pueden rentar el acuario para tener un evento? ¡Una celebración junto a la vida marina! Hagan clic para ver más información de como poder tener eventos en el acuario.


10. El acuario esta directamente en el muelle de Santa Monica. Después de disfrutar del acuario pueden ir a conocer el resto del muelle y disfrutar de la playa de Santa Monica y todas sus atracciones.