Rainbow Harbor Piers en Long Beach, un lugar donde debes tener cuidado con lo que pescas


Photo by Frankie Orrala (April 16, 2021)

Rainbow Harbor es un área con tres mini muelles ubicados al sur del centro de Long Beach, justo en la desembocadura del río Los Ángeles. Como muchos otros muelles locales, es un hermoso lugar para pasear, con lugares cercanos para comer y disfrutar de la pesca. Tiene una vista espectacular que se puede disfrutar todo el día. Rainbow Harbor tiene bancas a sus alrededores, una gran vista del parque y del histórico RMS Queen Mary. La pesca está permitida y no se necesita una licencia de pesca. En Rainbow Harbor, algunos de los peces más comunes son la mojarra, la macarela, el lenguado y la corvineta o roncador blanco.

En una visita reciente a Rainbow Harbor, pude disfrutar de un ambiente relajante del puerto y tuve la oportunidad de conversar con un grupo diverso de pescadores. Me sentí aliviado al saber que la mayoría de ellos se disponian a capturar mojarras o macarelas, por razones que discutiré a continuación. Sin embargo, me preocupé cuando supe que la mayoría de ellos no sabían que el río Los Ángeles, está muy contaminado y que se descarga cerca del muelle de pesca.

Desafortunadamente, Rainbow Harbor se encuentra dentro de la zona roja de la contaminación de peces, y el consumo de la corvineta blanca, cabrilla, corvineta negra, pejerrey y barracuda deben evitarse debido a los altos niveles de contaminantes como DDT, PCBS y mercurio en sus tejidos. La mayoría de estos contaminantes se originaron de las actividades de vertido ilegal de la planta química Montrose hace más de 30 años, lo que ha creado preocupaciones de salud para todos los pescadores oceánicos en el condado de Los Ángeles hasta el día de hoy. La proximidad de Rainbow Harbor a la desembocadura del río Los Ángeles significa para los pescadores tener aún más contaminación de que preocuparse. El río Los Ángeles descarga en el océano contaminantes como metales, toxinas y aguas residuales, cerca de donde estos pescadores capturan sus peces para su alimntación.

Esa contaminación no se origina en el río Los Ángeles; se origina en las calles, aceras, jardines y estacionamientos de nuestras comunidades dentro de toda la cuenca hidrográfica. Si vamos a proteger la salud de los pescadores y sus familias, debemos reconocer y abordar la contaminación en nuestras calles, río de Los Ángeles y del océano.

Nuestro Programa Educacional Pesquero, continuará educando a los pescadores de costa y muelle en los condados de Los Ángeles y Orange sobre los riesgos de consumir peces contaminado. El programa de divulgación en persona ha estado paralizado por ahora debido al COVID-19. Continuaremos también alentando a todos para aprender sobre la calidad del agua y preguntarse sobre los últimos resultados de calidad del agua en: www.healthebay.org/riverreportcard/

Read in English